sábado, 7 de febrero de 2015

I. Relajación Relajarse solía ser algo que nuestros abuelos sabían hacer con facilidad. Hoy en día, debido a nuestro tren de vida, olvidamos cómo Hacerlo. Parece ridículo pero es verdad. Muchas veces estamos Tan tensos que no sabemos cómo empezar a calmarnos; se puede Intentar ver televisión, aunque distraerse no siempre funciona. Es Necesario aprender de nuevo a relajarse, justamente porque hacerlo Ya no es parte de nuestra existencia. Generalmente no hay tiempo, y cuando lo hay, no sabemos cómo. La relajación, al contrario de la flojera —no hay que confundirlas—, Trae muchos beneficios para nuestro desempeño cotidiano. Relajarse en forma continua nos permite estar más alerta, más Oxigenados, menos desgastados, reparar nuestro sistema nervioso, Sobrellevar largas jornadas de trabajo sin acabar en un estrés desgastante, Mantener un mejor sentido del humor y renovar la energía, Entre otros beneficios. Cuando nos relajamos y hacemos una Pausa, respiramos de manera diferente y más profunda, lo que nos Ayuda a oxigenar nuestro cerebro y pensar con claridad. A continuación encontrarás una serie de ejercicios de relajación que tomarán unos minutos. Te recomiendo que hagas una pausa en tu trabajo diariamente para hacer el ejercicio que más te guste, y así reponerte y cargarte de energía. Recuerda que tu cuerpo es el reflejo de tus pensamientos y emociones. Si tienes mucho estrés y tensión, tu cuerpo lo reflejará tarde o temprano. Gozarás de más Salud si mantienes la calma y mantienes el estrés bajo control. Te ofrecemos opciones para eliminar la tensión en general, y en Ocasiones recurriremos a leves estados de trance para aliviar de manera agradable y placentera la rigidez muscular o el estrés emocional Que te afecta, para luego continuar y terminar el día pleno de Energía. INTRODUCCIÓN EstrategiasPNL.com 17 Relajación Objetivo: soltar la tensión de todo el cuerpo y relajarse. Esta técnica te ayudará a eliminar el estrés y a aflojar los músculos que se hayan tensado por mala postura, exceso de trabajo o estrés. Lo puedes hacer cuantas veces quieras al día, y por la noche te ayudará a dormir mejor. Se realiza sentado o acostado. Sigue estos pasos: 1. Siéntate o acuéstate en un lugar donde puedas estar tranquilo al menos por tres minutos. 2. Empezarás desde los pies y de ahí subirás hasta la cabeza. 3. Apoya los talones en el piso y levanta la punta de los pies en dirección a las rodillas tensándolas. 4. Junta las rodillas y sigue con la tensión en pies y pantorrillas. 5. Intenta juntar los glúteos con la intención de tensar intestinos y vísceras. 6. Alza los hombros y acércalos uno al otro lo más que se pueda, haciéndolos hacia adelante. Esto te obligará a cruzar los brazos. 7. Cierra los puños y apriétalos con toda tu fuerza. 8. Frunce la frente y el entrecejo. 9. Aprieta con cuidado los ojos y la dentadura. 10. Respira profundamente y contén la respiración. 11. Retén el aire adentro el tiempo que te sea posible. 12. Cuando ya no puedas retener más el aire, suelta de golpe esta postura exhalando y gritando, si es necesario, para liberar la tensión y mover la energía. CONCENTRACIÓN FÍSICA 3 min Cada vez que sea necesario Oficina o casa. Antes de Dormir EstrategiasPNL.comRelajación Objetivo: relajarse suavemente mediante un leve estado de trance Este ejercicio te ayudará a profundizar más en la relajación gracias a un leve estado de trance. Según el grado de concentración que logremos, descansará nuestro sistema nervioso. Recomendación: este ejercicio puedes hacerlo a la mitad de una jornada de trabajo. Sólo toma unos minutos y la sensación de energía al despertar te permitirá continuar tu labor con más ánimo y mejor humor. También se evita el desgaste del sistema nervioso. Para personas con problemas de insomnio, los ayudará a dormir y seguir durmiendo toda la noche. Después de un par de veces lo harás sin leer el texto y usando tus propias palabras, que serán más efectivas. Es muy fácil aprender este ejercicio. Sigue estos pasos: 1. Con los ojos abiertos visualiza frente a ti, por un momento, el número 100; luego el 99 y continúa así hasta llegar al 96. 2. Ahora los números desaparecen. Cierra los ojos y empieza a relajarte. Suelta los músculos y respira profundamente. 3. Mientras continúas con la respiración, imagina que llegas a unas escaleras eléctricas que van al piso de abajo. Las escaleras van al nivel A. Repite la letra A en tu mente y esto te relajará diez veces más. 4. Al llegar abajo aparecen otras escaleras iguales que te llevarán al nivel B. Repite la letra B en tu mente y tu relajación física y mental es ahora diez veces mayor. Respira profundamente. 5. Al terminar este tramo, encuentras otras escaleras que te llevarán al nivel C. Repite la letra C, y en este punto tu relajación física y mental será diez veces mayor. Sientes una tranquilidad muy agradable. Respira profundamente. 6. Ahora la relajación es total, te encuentras muy tranquilo. El sistema nervioso se recupera, se fortalece y tú descansas en estos pocos minutos, lo disfrutas y lo aprovechas. 7. Ahora, poco a poco, entra en contacto con tu respiración, toma en cuenta qué tan rápido o despacio estás respirando. Poco a poco te vas ubicando en el lugar donde estás, y cuando abras los ojos, te sentirás perfectamente alerta y relajado. Toma aire un par de veces y abre los ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario